Le pidieron a Eli Whitney, quien en ese momento ganaba 3 millones de dólares al día, un consejo que podría ayudar a las personas saber cómo triunfar en la vida. Dijo que el éxito era sencillo.

  1. Tienes que decidir exactamente lo que quieres.
  2. Decides que estás dispuesto a pagar el precio para obtener ese éxito.

El precio suele ser demasiado para nosotros – lo que tenemos que hacer y quien tenemos que ser para obtener lo que queremos. Hablé de esto en esta entrada sobre el hecho de que preferimos evitar el dolor de tener que sacrificarnos para lograr cosas y nos quedamos donde estamos en vez de cambiar nuestras vidas para obtener nuestros sueños. Y no hay nada malo en eso, si eres consciente de tu decisión y aceptas que nunca tendrás mucho más de lo que tienes en este momento. Querer algo a cambio de nada es una receta para la infelicidad.

En unos días estará disponible mi nuevo curso sobre AdSense. Lo que pregunto a mis estudiantes es si ellos han decidido pagar el precio para obtener lo que quieren. Si son capaces de llevar a cabo los planes y el trabajo de forma continua hasta obtener los resultados que desean como ingresos pasivos, más libertad, más tiempo con su familia, etc. Porque todos queremos la libertad de ingresos online, pero pocos están decididos en pagar el precio para que eso sea una realidad.

¿Cuál es el precio que tú tienes que pagar para obtener lo que deseas en la vida, lo sabes? Pueden ser cosas como:

  • Levantarte más pronto
  • Cambiar tu dieta
  • Apuntarte al gimnasio o algún deporte
  • Hacer networking y superar tu timidez
  • Seguir un presupuesto mensual
  • Hacer cosas que te dan miedo o te sacan de tu zona de comodidad
  • Tener la disciplina de hacer las cosas cuando tienes que hacerlo aunque no te apetezca

Si piensas en lo que quieres, en un reto que ti ilusiona estoy seguro de que también puedes imaginar cosas que tendrás que hacer para obtenerlo. Si no estás preparado en este momento es hora de que te prepares. Si hay un conocimiento que te falta es el momento de adquirirlo. Si hay una habilidad que tienes que desarrollar es el momento de desarrollarlo. Cualquier miedo o pensamiento que te este bloqueando es el momento de desbloquearlo. Estas cosas forman parte del precio del éxito. Cuando pagas el precio te conviertes en otra persona, alguien capaz de obtener resultados y alcanzar objetivos.

En mi opinión lo más difícil es saber realmente lo que quieres. ¿Cuánto esfuerzo estoy dispuesto a hacer para obtener mis objetivos? ¿Los objetivos merecen la pena este sacrificio? No puedes estar dividido, por un lado empujando hacia arriba y por otro lado echando el freno. Esto pasa con frecuencia cuando deseamos un objetivo pero no tenemos las cosas claras. La gente que tiene claro lo que quieren y les da igual el precio que tienen que pagar son los que alcanzan los objetivos.

Javi

Llevo haciendo páginas web desde 1997 y en el 1999 hice mi primera página web que generaba dinero con patrocinadores. Desde entonces he vivido libre gracias al dinero que genera mis sitios web.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario