¿Cómo aguantas la frustración de ver que las cosas no salen como esperas?

Nadie compra tus productos. Tu página no recibe visitas.

Nadie te sigue en Twitter. Nadie lee tu blog.

Te sientes frustrado y harto y no quieres seguir con algo que en tu opinión puede ser una pérdida de tiempo.

Déjame decirte algo: Cuando algo es importante para ti, nunca es una pérdida de tiempo.

Lo que estás haciendo ahora mismo para crear ingresos ¿es importante para ti? o ¿su único valor es el dinero potencial que puede generar?

Responde a esta pregunta y verás si vas por buen camino o no. Si lo que haces no contiene ningún valor para ti, si no tienes una misión, te estás equivocando y debes cambiar de rumbo.

Sí la respuesta es sí. Si tu proyecto, tu negocio es importante para ti, eso significa que tienes una misión. Quieres ayudar a alguien. Quieres resolver las problemas de alguien o puede ser que simplemente quieres entretener a alguien. Sea la que sea tu misión, tenlo muy presente en tu día a día.

Cada vez que te sientas frustrado piensa en tu misión. Recuerda porque decidiste empezar el proyecto. ¿Quién querías ayudar y porque? Si solo piensas en ti mismo y en el hecho de que no ganas dinero suficiente solo estarás frustrado.

Piensa en cómo puedes hacer más. ¿Cómo puedes hacerlo mejor? Piensa en dar más. No pienses en lo que no estás recibiendo aun. A veces hay que sembrar mucho antes de cosechar y durante largos periodos de lo que parece sequia.

También debes probar ideas nuevas periódicamente. Si no sientes progreso incorpora un cambio en tu sistema durante un periodo. Si sigues probando cosas distintas, sin cambiar de misión, poco a poco encontrarás soluciones. Busca aprender nuevas ideas continuamente.

A veces para progresar es solo cuestión de tiempo y constancia. Crear una presencia online no pasa del día a la mañana. Necesitas meses y tal vez años para crear un negocio que genera dinero suficiente.

Foto.

Javi

Llevo haciendo páginas web desde 1997 y en el 1999 hice mi primera página web que generaba dinero con patrocinadores. Desde entonces he vivido libre gracias al dinero que genera mis sitios web.

2 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario