Siempre hay resultados

Escrito por

Siempre hay resultados aunque no sean los que buscamos. Cuando se toma una acción siempre ocurre algo y de ese algo podemos aprender, aunque solo sea aprender lo que no funciona.

Siempre se cuenta la historia de Edison: Más de 10.000 intentos antes de dar con la clave para hacer la bombilla o el Coronel Sanders (Fundador de Kentucky Fried Chicken), quien ya tenía más de 60 años y ni un céntimo, escuchó  a más de 1000 personas decirle ‘no’ antes del primer ‘sí’ al intentar vender su receta de pollo.

Desde que escuché a Anthony Robbins explicar este sencillo concepto siempre me planteo las cosas de esta manera. Tenemos un objetivo. Vamos a probar algo y ver cuál es el resultado. ¿No funciona? Probamos otra cosa. ¿Tampoco funciona? Probamos otra cosa  y otra y otra,  hasta conseguir o acercarnos al objetivo (el resultado deseado).

Es por eso que se aprende más (cosas prácticas) con experiencia  de lo que se aprende con estudios. Es necesario tomar acción tras acción para entender cómo se llega al resultado deseado y saber que estrategias funcionan y cuáles no. En cuánto más acción se toma y más cosas se hace – que no dan el resultado deseado, más se aprende. Recuerdo escuchar en un audio de Brian Tracy, “Si quieres tener éxito, multiplica tu velocidad de fracaso.”.

Cuando las cosas van bien la vida es cómoda. No tienes la misma motivación para probar cosas y tomar acciones, ¿para qué, si todo va bien? Eso lo puedo confirmar de mi propia experiencia. Cuando tienes todo resulto puedes volverte displicente. A veces necesitamos que las cosas vayan mal para espabilarnos y para tomar más y nuevas acciones.

Con este planteamiento de que haga lo que haga tendré algún resultado, tomo las cosas con mucho más calma. Sé que si un intento no funciona, haré otro distinto. Y si ese no funciona cambiaré de estrategia y seguiré probando. Sé que cada ‘resultado’ me enseña algo y no me importa seguir buscando nuevos ángulos para buscar un objetivo. Esto también saca ‘las prisas’ del asunto. El objetivo no es simplemente conseguir algo sino aprender de la experiencia del intento, sabiendo que es necesario para el crecimiento de conocimiento.

¿Cómo te sientes cuando no obtienes el resultado deseado? ¿Frustrado? Intenta aplicar esta otra forma de verlo, como subir escalones. Cada escalón es un paso importante para obtener el objetivo, ninguno es una pérdida de tiempo.